lunes, 27 de enero de 2014


Cultura organizacional de la cárcel en México, de Pablo Guerrero

En la actualidad, el binomio delincuencia-inseguridad constituye, desde varias perspectivas, uno de los mayores problemas en la sociedad mexicana. En primer lugar, por los constantes embates de la inseguridad a partir de la guerra con las organizaciones delictivas; y en segundo, por el carácter punitivo y no social que se le ha tratado de dar a esta guerra. En esta situación destaca el castigo a través de la cárcel.
Toda sociedad produce bienes materiales, y en esta obra se mencionan unos más que se han denominado culturales, los cuales trascienden lo puramente funcional-unitario, y se expresan en ideas, concepciones del humano y del mundo, que dan lugar a instituciones que, de cierta manera, encarnan las aspiraciones humanas: iglesias, organizaciones sociales, universidades; pero también tribunales, manicomios y prisiones, encargados de juzgar y recluir a los transgresores de las normas sociales: a los llamados anormales o desadaptados.
En la actualidad, es importante considerar cuáles son las ideas que sustentan nuestra concepción del mundo y qué relación existe entre esta, el delito y la institución carcelaria, ya que tanto la concepción del delinto como la institución carcelaria donde el delincuente ha de purgar la pena correspondiente, obedece a una concepción del mundo que comienza a tomar forma en el Renacimiento, y que hacía referencia al hecho de ver al mundo en función de razones lógicas como un valor social que da sentido a nuestra cultura, incluso la posmoderna, y donde el delinquir no es un procedimiento social racionalizado, y por lo tanto queda fuera de las instituciones sociales. Esta concepción, sustentada en el humanismo y la razón, da lugar a todo un subsistema legal pretendidamente científico en el que la prisión o institución carcelaria tendrá el carácter de instrumento mediante el cual deberá lograrse la normalización del delincuente, su rehabilitación como miembro del sistema social.
En el desarrollo del presente trabajo se investigó la relación entre delincuencia e institución y organización carcelaria como un sistema complejo, así como un sistema de red y de representaciones sociales en el marco histórico de la llamada modernidad y su correspondiente concepción del mundo, así como la relación que existe entre la psicología, la sociología organizacional, y cómo es que se ve la primera alterada por la influencia de la segunda; asimismo como la influencia del marco normativo de la institución carcelaria como mecanismo de regulación externo, ambas enmarcadas por un marco histórico, social, económico y de poder, tanto organizacional como de grupos internos, y políticos, siendo estos elementos los que dan pausas que hasta cierto punto delimitan y enmarcan la acción social, determinando las formas como se concibe el delito, el castigo y la prisión o cárcel.

Cultura organizacional de la cárcel en México
Pablo Guerrero Sánchez
UAEM/Fontamara (Argumentos 191), Cuernavaca, México DF, 2013, 226 páginas

ISBN: 978-607-7771-99-9

0 comentarios:

Publicar un comentario